Te recuerdo olvidando

ELENA RODELLAR GONZÁLEZ · Madrid 

Desde que nos conocimos, han caído demasiadas lunas. Recuerdo su vieja ropa y descuidado aspecto en aquella manifestación de los 70 reivindicando un referéndum o alguna subvención.Su sonrisa esquiva y su pícara espontaneidad para salir del paso en situaciones difíciles le habían servido para esquivar más de uno y dos problemas; se decía que tenía estrella. Fue esa estrella fue la que le guió durante más de 26 años y nos hizo compartir los sinsabores de nuestro pequeño despacho en Gijón. Ahora, buscando el calor que la vida no le brindó, pasa los días en su silla observando como el sol de la costa de Cádiz inunda de color su ropa y sus tardes, mientras la memoria le abandona y el olvido me borra a mí, y a esa estrella que siempre le acompañó, apoderándose de sus recuerdos, y de las lunas que han caído desde que aquel abril.

 

 

Queremos saber tu opinión