Realidad guionizada

ANGELES MARIA MARTíNEZ GIL · SEVILLA 

El azafato me indicó el lugar del plató que debía ocupar, era un programa con mucha audiencia ,el día había empezado pronto, hablé con testigos, personas de la localidad que auxiliaron a las víctimas, había estudiado velocidades, vías, trayectos, ,sistemas de seguridad, penas ,atenuantes. Antes de entrar nos sirvieron canapés y risotto de bogavante, no escatimaron en gastos, la transcendencia del suceso lo requería, peritos en distintas materias, videos. El director como un sargento gritaba órdenes por doquier de un guion perfectamente estructurado donde se analizaba cada minuto del trayecto, incluida entrevista a un pasajero, yo designada por Turno de Oficio de un cliente al que acusaban de responsable sin haber articulado una palabra, aturdido aún, ileso, anhelando ser víctima y sin datos que determinara las claves del accidente, estaba preparada, nervios, un gran despacho de abogados ocuparía mi lugar, esto es la tele, podía marcharme.

 

 

Queremos saber tu opinión