Juro que…

CALA · PUERTOLLANO (CIUDAD REAL) 

Desde la costa, deseaba acercarme hasta la manifestación de Madrid contra el referéndum por la media jornada laboral. Quedarme cambio mi estrella. Encontré, no casualmente, cerca de casa a Carolina; antaño número uno en mi vida, y mi promoción; portaba un currículum de abogado. -Si no me falla la memoria-, dijo- tú no has tramitado ni ganado, estos últimos meses, seis nuevos casos aplicando las leyes ómnibus y las paraguas.- Por supuesto que no, contesté, estoy en periodo convulso de desempleo. – ¡Esto que dices es buenísimo! pero increíble; Enrique, mira aquí.- Coinciden tus apellidos, edad, nombre y dirección; aunque… perdóname… cualquier parecido con tu curriculum; ¡pura coincidencia! Desde recursos humanos me notificaron “Avisa a este cerebro” ¡A ti! “Mañana mismo debe prestarnos sus servicios, de momento, sin límite de contrato ni sueldo”. Juro ante Dios que defenderé vuestros intereses a muerte. Prefiero mil veces ser impostor, que parado, u opositor.

 

 

Queremos saber tu opinión