2035

Pedro José Prieto Alvarez · Noreña (Asturias) 

Como cada Domingo de Pascua, desde hace ya demasiado tiempo, a escondidas desempolvo la vieja toga de alpaca que heredé de mi padre y me dispongo a asistir a la Junta General clandestina que convoca la Hermandad de Abogados Presenciales. En la calle, no desvío mi atención, intento que nadie me siga. Cambio continuamente de acera o disimulo para engañar a las cámaras del Ministerio de Comportamiento Civil. Esta vigilia legal me tiene angustiado. Un año más, propondré la elaboración de un manifiesto que incluya una cláusula exigiendo nuestro legítimo derecho a ejercer la profesión según los cánones tradicionales. Desde que las denuncias se cuelgan en Youtube, se instruyen por Whatsapp y se sentencian en Twitter, no he vuelto a ganar un pleito.

 

 

Queremos saber tu opinión