La alfombra

Mª Angeles Gimenez Dapena · CASTELDEFFELS 

Habría sido nuestro primer viaje en barco. Tanto tiempo esperándolo, tanto soñándolo, para que acabara esfumándose como el humo de un cigarro. ¿Cómo pudiste hacerme esto? ¿Cómo dejarme con el vestido de encaje comprado para la ocasión en la maleta que ya nunca estrenaré?. Si, ya sé que tienes un nuevo caso, sí entiendo que puede convertirse en una feria porque el acusado pertenece a la farándula pero, ¿qué pasa conmigo, con mis necesidades, con mis sueños? Pero ya lo he solucionado. He conseguido al fin que vengas a verme cada día, ¿o acaso no te vas a ocupar adecuadamente de tu nueva clienta? Lástima que la alfombra del salón haya acabado manchada de sangre…

 

 

 

Queremos saber tu opinión