Declaraciones

Manuel Alejandro Tousidonis Rial · Cádiz 

Conseguir que todo encaje, ése es mi trabajo. Cualquier hijo puta viene aquí imponiendo con el dedo levantado, cuando no a grito limpio, que todo es un gran error, que no ha hecho nada, que no sabe de que le han acusado. Y yo callo, les dejo maldecir, enciendo un cigarro, y digo que sí a todo, pienso en el día de feria que me voy a pasar navegando con mi barco y cuando el silencio asoma por el despacho les miro fijamente a los ojos y digo: «estudiaré su caso». Nada más. No debería cobrar por escuchar a asesinos, me apasiona lo que cuentan, no tanto qué, sino el cómo. Como los buenos novelistas, hablan de sí mismos en tercera persona, con lejanía, desdén e incluso indiferencia. Decía que la amaba. El cuchillo lo sacaron de su corazón. Contaron cuarenta puñaladas. Y sólo piden cuarenta años.

 

 

Queremos saber tu opinión