Justicia Circense

Clara Sánchez · San Sebastián de los Reyes 

¡Bienvenidos señores del jurado! ¡Pasen y vean! Sus sentidos hoy van a vibrar, su vista les permitirá asistir a un acto de personación como nunca antes lo habían hecho. Ahora, siéntense, ahí viene el juez. Por aquella puerta entrará el acusado…Si, ese es. Cómo pueden comprobar va atado a una camilla, para facilitar la celeridad de los actos procesales. Ahora, su abogado, con la asistencia del oficial, lo amarrará a la rueda giratoria. ¡Miren su terror, parece estar acordándose de los que aprobaron este diseño para administrar justicia!- los asistentes se miran los unos a los otros, excitados- Su señoría tiene ya afilados los cuchillos y a su señal, la rueda comienza a girar…- el jurado empieza a hacer ruido con los pies, como si decenas de tambores hubieran tomado la sala- ¿Pero que ven mis ojos? ¡Se rinde, el reo está dispuesto a confesar!

 

 

Queremos saber tu opinión