Casamiento

Marcelo Saffores Arrúa · Santiago de Compostela 

“Esto es la ley de la selva”, se lamentó el cronista que emitía en directo. Detrás de cámara, desfilaban los servicios de emergencia atendiendo heridos, la mayoría de bala. La policía, que mantenía la zona acordonada evitando que los curiosos se acercaran donde yacían varios cuerpos dejó pasar al juez de turno, que llegó acompañado de un forense. Nadie alcanzaba a comprender cómo una boda podía haber terminado en semejante masacre. “Esto es un ajuste de cuentas entre bandas de narcos”, reveló el comisario, quien conocía en detalle al novio y sus actividades . Una diligencia de época, con cuatro caballos, y preparada para los novios, aguardaba junto al riachuelo, ajena a semejante confusión. El juez y un abogado del juzgado se acercaron al cochero que permanecía en su puesto como si nada hubiera sucedido. Alguien abrió la puerta por curiosidad. La explosión se escuchó desde muy lejos.

 

 

Queremos saber tu opinión