Cambio de planes

José Ignacio Santaló Junquera · A Coruña 

Cambio el billete de Tren a la Costa por un “fiambre” que no respeta las vacaciones, la brisa del mar por el insoportable calor que el ventilador de aspas esparce inútilmente en el locutorio de la Cárcel, y la novela de Chandler por la “historia” del cliente: yo no lo maté, fue la bala; él se puso delante de la ventana, y si no fuera por la canícula el río no se transformaría en riachuelo y frenaría la caída del cuerpo; además, los sorprendí amarraditos, frustrando mi boda. Lo tiene fácil, letrado: duda razonable o atenuante pasional muy cualificada. La Ley está de mi parte y su diligencia convencerá al Jurado. Aguanté impasible hasta que por fin espetó lo que quería oír: le pagaré lo que pida. Respondí circunspecto: hay defensa, tendrán que ponerlo en libertad. Y al tiempo pensé: nuevo billete, esta vez de Avión y al Caribe.

 

 

Queremos saber tu opinión