Un noble cordero

Cristina Niubó Morales · Lí¯Hospitalet de Llobregat (Barcelona) 

El juez Cordero trincha un suculento asado en Nochebuena. Anfitrión de su cena familiar, comienza a relatar el origen de su ilustrísimo apellido. Detalla las virtudes del bondadoso animal que, diezmado durante siglos por lobos sanguinarios, ha logrado sobrevivir gracias a una inteligencia superior. Honrándolo, hoy degustarán cordero lechal aderezado con trufas… Su cuñado, el juez Lobo, va mudando el rostro del blanco al escarlata. Su esposa, atacada de migraña, parte en busca de analgésicos. Su nieta se retira alegando una consulta sobre un desahucio por impago. Su hijo se levanta para elaborar su próxima conferencia. Su nuera improvisa una exposición sobre la doctrina constitucional. La cocinera, a escondidas, ríe a carcajadas hasta caérsele las lágrimas: el año pasado, cordero y bogavantes volaron por los aires mientras los jueces se acusaban de calumnia, premeditación y alevosía. Para la próxima Nochevieja cocinará pato con peras, pero sin denominación de origen.

 

 

Queremos saber tu opinión