Nuestra obligación

José Aristóbulo Ramírez Barredo · Bogotá 

?No será mañana, todavía le queda a la mano invisible mucha ubre por ordeñar, pero es innegable que la doctrina de todo lo bueno para los banqueros y para el resto, guerras, desahucio y dieta de FMI, tocó techo. Por ende es previsible, para evitar que los indignados pasen de las manifestaciones a las expropiaciones, que sus majestades morigeren su voracidad, hecho que afectará directamente las arcas de nuestra cofradía. A menor esquilmo, menores honorarios?, sentenció a lágrima viva el presidente de la asociación de litigantes en la conferencia anual sobre el estado actual del derecho. Y prosiguió?
?Para evitar que los nuevos vientos nos cojan mal parados, convendría comenzar a vilipendiar al tal neoliberalismo. Recuerden, camaradas, es nuestra obligación estar siempre del lado del más fuerte, echarle el pato al rey muerto y ofrecerle al rey puesto un abanico extenso de atajos legales.?

 

 

Queremos saber tu opinión