Mi papá es importante

Isabel Pérez Moñino-Aranda · Collado Villalba, Madrid 

Mi papá es un señor importante. Un día suscribió un pacto con unos señores poderosos y firmó un recibo millonario. Desde entonces, vive en un hotel alejado, pero dice que en su habitación hay una neverita con agua, gaseosa, patatas, gominolas… ¡Yo también quiero vivir allí! A veces me llama por teléfono. Ayer me dijo una cosa que no entendí:»Hijo, no te enfades cuando tu entrenador de fútbol te deje en el banquillo. Si ganáis, la victoria será de todos, si perdéis, la culpa será de los que jugaron en el campo». Mi mamá también es importante. Ahora está trabajando para que papá vuelva de ese hotel en el que vive porque lo echa de menos.Hoy ha escrito una carta a un Señor que se llama Audiencia y se apellida Provincial, titulada «RECURSO DE APELACIí N».

 

 

Queremos saber tu opinión