EL DIVORCIO

ISABEL FERNÁNDEZ BURGOS · ALHAURíN EL GRANDE. MÁLAGA 

Mi abogado sólo habla de números: el número de días que cada cual tiene a los niños, el número de euros que debo pedir al mes, el importe de su minuta… Los que me conocen de tiempo: “al principio siempre es duro, pero verás como en unos meses lo peor ha pasado”; “el tiempo pone a cada uno en su lugar”; “acabarás alegrándote de esto”. Los que me quieren intentan hacerme la vida más fácil y acuden silenciosos a mis gritos mudos de socorro. Mientras tanto, yo vivo inmersa en una resaca de recuerdos, noches en vela, ayunas e infusiones de tila. No es que rompiera el juramento lo que más duele. Duele sobre todo que lo hiciera por alguien que no le quiere.

 

 

 

Queremos saber tu opinión