Ecosistema del desamor

JOSE AGUSTIN NAVARRO MARTINEZ · ALICANTE 

Recibo su llamada en el hotel donde nos conocimos. Acostada en una bañera sin agua, escucho sus gritos: “Tienes ventaja…, eres una abogada experta en Derecho Matrimonial…, por qué modificaste el pacto de divorcio…, no descansarás hasta sentarme en el banquillo”. Le cuelgo. Apuro la lata de gaseosa. Corto mis venas con su hoja de afeitar y espero pacientemente hasta que mi cuerpo se licua por completo en sangre. Noto cómo me escapo por el sumidero, avanzo por los intestinos de plomo y éstos me vomitan al mar convirtiéndome en un pasto marino que hace las delicias de una langosta que se topa con un pulpo hambriento que es devorado por una morena que captura un pescador que me conduce a una lonja donde me compra un cocinero que me guisa en cazuela de arroz para dos comensales, una mitad para ti y la otra mitad para tu amante.

 

 

 

Queremos saber tu opinión