Cinco palabras agudas con acento en la -o

María del Mar Suárez Sanabria · Navarra 

Escribí en el encerado: saxofón, razón, dación, botón y expropiación. Y me giré hacia mis alumnos: — ¿Qué tienen en común todas ellas? —pregunté. Una alumna avispada respondió: —Todas son agudas. Sonreí y les observé. La ilusión en la mirada, la pasión en el alma. —La ley —proseguí—, va a ser para ustedes lo que el saxofón era para John Coltrane, su instrumento más preciado de trabajo. En su interpretación y aplicación no deben olvidar que ha de prevalecer la razón por encima de los sentimientos. Sus clientes llevarán a cabo toda una expropiación de sus días y hasta de sus noches. Descubrir la verdad, les resultará más complicado que hallar un botón en el desierto de Gobi. Sin embargo, la justicia será la dación en pago a todos sus esfuerzos. La alumna aventajada preguntó: — ¿Y todo esto…es una presunción iuris tantum o iuris et de iure?

 

 

 

Queremos saber tu opinión