Beatus ille

¡µlvaro Giménez García · Orihuela - Alicante 

Cansada tras el enésimo pleito interpuesto por uno de tus ex, vuelves del juzgado decidida a abandonar este mundillo donde tu vida es menú diario para los carroñeros del corazón. Piensas que ya es hora de alejarse del ruido mediático que te rodea; la clave – te dices – es intentar ser feliz con lo que la vida te da. Sólo tu móvil rompe tus reflexiones. Al contestar, tu agente te cuenta que hay una nueva oferta por el último retal de tu vida. Con el recuerdo de tus anteriores pensamientos, le instas a que lo olvide e incluso, momentáneamente, sopesas confesarle que te vas a retirar, aunque al final le dices que lo pensarás siempre que asuman su comisión. ¡l ríe y entonces, en lo más hondo de tus entrañas, notas, como en otras ocasiones, que una hoguera consume la pizca de alma que supones que te queda.

 

 

Queremos saber tu opinión