La entrevista

Javier Molina Lucas 

El candidato era un joven muy despierto de unos veinticinco años, que se sentó en el sillón de las visitas antes de ofrecérselo. Hablamos del mal tiempo de este invierno para romper el hielo. Le pregunté qué opinaba sobre la justicia. Su respuesta me hizo sonreír. Sin pensárselo respondió: “La justicia es un cachondeo, y ahora más con la huelga de jueces, y no digamos de la cacería del ex ministro de Justicia, que no había ido precisamente a matar pichones sin licencia”. Estaba disfrutando de verdad con la franqueza de este muchacho. -¿Qué es para ti la pasantía?, murmuré, y él me contestó más irónico aún: “Pues trabajar concienzudamente en los legajos que el jefe te deja, desahogarle de trabajo y no cobrar ni un duro, mientras él se lleva el mérito”. Mi respuesta tras una carcajada fue breve: “Bienvenido al mundo de las leyes. El puesto es tuyo”.

 

 

Queremos saber tu opinión