Un momento de lucidez

Ana Belén Caballo Jerez · Zaragoza 

El día está nublado. Cuando no sale el sol, estoy sin energia Me acomodo en el orejero que hay junto a la ventana y me dedico a mirar fotos y recortes antiguos. En ellas aparecen personas y lugares que ya no recuerdo. Intento cerrar los ojos y descansar pero mis nietos no dejan de gritar y pelearse. ¡Plash! -¡Ay! -¡Soy inocente!- Uno de ellos acaba de romper al otro el puente de los dientes de un balonazo e intenta eludir el castigo poniéndome a mi como testigo. -¡La abuela lo ha visto todo!. Ha sido Jorge que se ha tropezado, ¿no es cierto? Me mira con complicidad, mientras su hermano llora desconsolado. Mi único recurso es decir la verdad. El pequeño delincuente me mira con desprecio y me dice. -¡Odio tu puto pastel de calabaza! Lo miro. -¡Qué ingenuo!. Desgraciadamente, mañana ya no me acordaré de nada.

 

 

Queremos saber tu opinión