El sueño

Claudia Munaiz · Madrid 

Se despereza en la cama y se dirige a la cocina. La ve tomando el café en completo silencio. Está muy hermosa, como en su sueño. Extiende la mermelada sobre la tostada y recita en voz alta los argumentos del recurso de apelación de esta tarde. Su cliente es inocente, está seguro, y va a ganar el juicio. -Esta noche, amor, nos vamos a celebrar-, dice. Ella sujeta con las manos la taza de porcelana y permanece callada. -He soñado contigo, añade él. Me esperabas al final del puente azul. El cielo nublado presagiaba la tormenta. Te llevaba la calabaza para adornar el salón. Te rodeaba con mis brazos y nos besábamos antes de hacer el amor con la pasión de las primeras veces. De pronto, ve cómo ella diluye su mirada esmeralda en el café. -¿Qué ocurre, cariño? -Nada-, murmura. En mi sueño no eras tú.

 

 

Queremos saber tu opinión