La Marmota Feliz

José Aristóbulo Ramírez Barrero · Bogotá (Colombia) 

Las autoridades dan cuenta de que han fallecido 84 niños por consumir mermelada adulterada de productos alimenticios “La Marmota Feliz”, la empresa que con tanto esfuerzo fundé hace poco menos de 3 años. El culpable de todo, un saborizante llamado megamina que me recomendó un ingeniero para optimizar mi cadena productiva y reducir costos. La abogada que representa a las madres de las víctimas apostilla que el verdadero culpable soy yo y mi falta de escrúpulos y mi desmedido afán por enriquecerme a cualquier precio. Cuando suba al estrado, como mujer que es, como madre, como fiscal, pedirá mi cabeza. No habrá fianza que alcance para librar mi cuello de este feo traspiés. Mucho me temo que el juez me sentencie a tomarme una dosis de mi propia medicina. Mermelada de mora de la “Marmota Feliz”, para dormir por siempre y para siempre.

 

 

Queremos saber tu opinión