El coleccionista

Diego Marín Galisteo · Córdoba 

Me gusta coleccionar abogados. Es una pasión como otra cualquiera. Los tengo de todas las especialidades: laboralistas, penalistas, financieros… Están ordenados en una estantería que mandé fabricar expresamente para colocarlos allí, cada uno con su cédula de identificación en la que además aparece una breve biografía que incluye anécdotas personales, despacho de procedencia, número de casos ganados, hasta un código QR con un enlace a una página web que he creado para ponerme en contacto con otras personas que compartan mi debilidad. Mi familia lo ve raro, aunque lo han aceptado como algo más asociado a mi particular sentido del humor. Mejor esto que volver al ladrillo, les repito yo. En septiembre, cuando comienza el año judicial, hago inventario porque sé que cualquier día lo de conseguir cabezas de abogados dejara de ser una afición minoritaria y yo quiero ser el primero que tenga la colección completa.

 

 

Queremos saber tu opinión