EL ABOGADO Mágico

ANA MARIA GAMBOA MONTE · MADRID 

El abogado mágico es clarividente: Sabe de antemano el futuro de cada caso. ¿Cuándo será el juicio? ¿Durará mucho el pleito? ¿Viviremos para ver la sentencia? Siempre sabe qué contestar y nunca falla. Aunque por empatía con sus colegas es contrario a habilitar judicialmente el mes de agosto, El Abogado Mágico no se estresa, ni tiene vida propia, ni necesita vacaciones. Sin demasiada concentración El Abogado Mágico es infalible, siempre encuentra la jurisprudencia que se adapta como un guante a cada caso. Donde clava su pupila allí está la sentencia perfecta. El Abogado Mágico hace milagros. Aunque tenga la sospecha de que su cliente pudiera estar arruinando su propio caso, él siempre sale victorioso. El Abogado Mágico ha reservado en su corazón un espacio solidario para luchar por el acceso igualitario de todos los ciudadanos a la justicia, sin tasas y gratuita para los más necesitados. ¡Es un superhéroe!

 

 

Queremos saber tu opinión