Asunto no aceptado

José Ramón del Río y García de Sola · Cádiz 

Vd. no necesita de un abogado – le dije-, sino de un mago para conseguir su absolución. El señalamiento de su causa está fijado para dentro de un mes y aunque todos los abogados de este despacho dejaran los asuntos que tienen entre manos, para dedicarse al suyo, no tendrían tiempo para prepararlo debidamente. ¡Qué digo!, ni siquiera con todos los abogados de Europa habría tiempo para preparar su causa. Los matemáticos pueden elevar al cubo cualquier cifra y así convertir un dos en un ocho, pero los abogados no tenemos esa capacidad y aunque estoy de acuerdo con vd. Herr Adolf Hitler, que pudiera alegarse en su favor la atenuante de trastorno mental, no la podemos convertir en una eximente, para que la Historia no le condene y le exija responsabilidades por los innumerables crímenes que cometió contra la Humanidad. Así que no me hago cargo de su caso.

 

 

Queremos saber tu opinión