Vida rosa

Patricia Alba Alderete 

La gominola que tengo en la mano es rosa. Rosa como la sentencia que acabo de leer. Como todo el caso. Como mi cliente, el juez y los testigos. Incluso la prensa que lo ha cubierto es rosa. ¿Ésta es la clase de abogado que quiero ser? ¿Un espía del famoseo que lava trapos sucios? ¿Un letrado cohete, de los que suben alto y rápido, brillan fugazmente, y caen completamente quemados?

 

 

Queremos saber tu opinión