Como siempre

Jordi Teva Mont · Sabadell (Barcelona) 

Había mucho tumulto en la sala. El Fiscal y el Abogado se situaban en sus lugares del estrado, esperando la entrada del imputado con mucho morbo. El Abogado vestía una maravillosa toga de color negro, como es tradicional. Una voz tosca y aterciopelada anunció la entrada en la Sala del Tribunal competente en esta jurisdicción. La muchedumbre se puso en pie y a continuación entraron los Magistrados como si de un espectro se tratara. El Presidente pronunció aquellas palabras que dan comienzo a la vista oral del proceso: “se abre la sesión”, y prosiguió diciendo: continúa la causa contra el imputado, presunto autor de un delito de malversación de fondos públicos. El micrófono del Tribunal estaba abierto, cuando uno de los Magistrados, intentando hablar con su compañero y sin conocer que el micrófono estaba abierto, le dice: Esto acabará con una multa, como siempre.

 

 

Queremos saber tu opinión