Primeros turistas rurales

Manuel Pablo Pindado Puerta · Leganés (Madrid) 

Debo reconocer que tenías razón, Adelita. Ha sido una experiencia muy didáctica. Todos los del bufete del señor en tu pueblo. Fíjate, hemos dado de comer a los animales, limpiado establos, cortado leña para la chimenea. Nada de estrés, ni juzgados ni maleantes. Y tus padres son encantadores, siempre sonriendo, aunque debo decirte, Adelita, no te molestes, que un poco vulgares ¡Si todavía beben de un botijo, los pobres! También hemos ordeñado vacas ¿Sabías que las vacas tienen nacionalidad? Seguro que no. Pues las hay holandesas, bretonas,…Y muy barato, tus padres sólo han querido cobrarnos mil pesetas por persona, casi un robo, perdona que te diga, pero es lo que nos pidieron, no es culpa nuestra si no entienden de dinero. Pero niña ¿De qué te ríes? Anda, sigue planchando y ten cuidado con la toga del señor, y luego friegas la cocina. Mira que sois bobos los de pueblo.

 

 

Queremos saber tu opinión