Imagen de perfilEl virus de la sociedad

Alex Grau · Girona 

Lunes, 16 de marzo. Plazos procesales suspendidos y juzgados cerrados hasta nueva orden. Ver para creer. Ni en la serie más apocalíptica de Netflix (muchos hemos visto ya todo su catálogo) se ve tal cosa.
Pero esto pasará, miremos su lado positivo. El tiempo que nos brinda. Tiempo de estar en casa, de estar en familia, de estudiar, de escuchar, de sentir, de aprender nuevas formar de vivir, de soñar nuevos sueños y de ser mejores personas.
Y cuando todo esto termine, volveremos a los juzgados, lo haremos más fuertes que nunca, y además con una gran labor por delante. Muchos tendremos la ardua tarea de socorrer, sin discriminar, a las personas que, debido a esta crisis sanitaria, a la desigualdad y a las brechas existentes en nuestro sistema, caerán en penuria.
Doy gracias por esta gran oportunidad. Pero sobre todo, por haber elegido la profesión más bonita del mundo.

 

+6

 

Queremos saber tu opinión

1 comentario

  • Está claro que cuando este periodo impuesto, peligroso y preocupante, termine, habrá mucho que arreglar. Vencido el dichoso virus, vendrá después una lucha que no será pequeña tampoco, que requerirá del auxilio de profesionales, para buscar la Justicia y restablecer derechos que, seguro, se verán mermados.
    Un relato positivo, de amor hacia un oficio que se sabe útil.
    Un saludo, Alexandra