Imagen de perfil«El regalo de Los Reyes Magos a una Abogada».(Tercera Parte)

María José Orón Carrizosa 

Empecé a frecuentar viejas y nuevas amistades.Una de ellas,me contó,mientras su hija jugaba en un COLUMPIO y de cuya CUSTODIA compartida no quería ni hablar,que podíamos montarnos un despacho de ABOGADOS.Me incliné por oposiciones aunque me toparía con un BAREMO de méritos.
Ella,algo especial,mientras la casaba el VICARIO, no cesaba en su llanto.Casi al mismo RITMO que cantaba el coro en el altar.No por la emoción sino por haber perdido sus gafas de sol último modelo.El ya marido tuvo que escaparse antes del convite,acabada la ceremonia,a comprarle unas iguales.
Incluso, tuve un acercamiento con aquel vecino de hace algunas navidades.Al igual que mi amiga hacía con su ex,hablábamos a través de la pared.Dando un golpe,que significaba si,o varios, que significaba no.Confesó algo inaudito.Fuimos amantes hace años.Tan cambiado no le reconocí.

 

+5

 

Queremos saber tu opinión