Ilustración: Juan Hervás


Servicio de Reclamaciones

Amor Lago Menéndez · Valladolid 

En el servicio de reclamaciones me dijeron que si el abogado salió defectuoso que contactara con el proveedor y este me ha remitido al fabricante para que lo descambie por otro nuevo. Y aquí estoy, en una inmensa nave donde los tienen apilados y clasificados por nacionalidad, tamaño, color de ojos … Elijo uno, no muy alto, con gafas de intelectual, tupida barba negra, que aparenta honorabilidad y buen manejo de las leyes. Le doy al “On” y parece que este sí se expresa de manera didáctica y convincente: “Con la venia Señoría …”. Me lo quedo. Y también sus complementos: toga, códigos, maletín … y, por supuesto, maquinilla de afeitar. A la salida el encargado me reprende porque lo agarro como un botijo: – ¡Oiga que es extremadamente frágil!. En la fábrica la actividad es febril y una enorme chimenea escupe una densa humareda. Mañana es 10 de Diciembre.

 

 

Queremos saber tu opinión