Fernando Pascual Bravo

Microrrelatos publicados

  • EXPERIENCIA TRAUMÁTICA II

    Mi primera asistencia letrada, en los años sesenta, se frustró por la iracunda respuesta del procesado: “¡fuera de aquí, no soporto niñatos!”

    Sin duda la bisoñez de mis vulnerables veinticinco años, junto con el obscurantismo que reinaba en la sociedad, llena de medias palabras, grandes eslóganes, silencios cómplices y sobreentendidos agazapados, coadyuvaron a mi recogida de velas ante dicho exabrupto.
    Pero aquel incidente no consiguió que abandonara mi resolución de asistir a cuantos detenidos me asignaba el turno colegial y en ello sigo, aunque la jubilación me haya apartado del ejercicio activo de la profesión.

    No llevo la defensa de cliente alguno, no las echo de menos, pero mis días transcurren entre la impaciencia y el anhelo de seguir cumpliendo con mi compromiso de ayudar a cuantos detenidos precisan orientación, aliento o apoyo. Un número cercano ya al centenar de asistencias letradas me han aportado autoestima y beneficios sin cuento.

    | Julio 2021
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 29

  • INTERNACIONALIZACIÓN

    Antes de acabar sus estudios en España ya estaba en Yale donde, al parecer, había obtenido los títulos de Juris Doctor y Master of Laws.

    Pertrechado con dichas credenciales vacuas, hablaba continuamente del tirón de producción que iban a inducir sus fragorosos diplomas, tanto en los nuevos despachos de New York y Londres como en el bufete familiar de Madrid de añoso y reconocido prestigio.

    Su propuesta de gestionar las tres oficinas en red, como si fuera una sola industria, fue recibida por sus socios con recelo, abonados como estaban a los viejos postulados de solvencia, seriedad y eficacia.

    Nadie pudo disuadirle de invertir enormes cantidades de dólares y euros en conexiones digitales, redes, adaptación de sistemas, bases de datos y múltiples dispositivos electrónicos.

    Pero los dioses no habían apostado por el éxito programado y la aventura terminó con nuestro brioso artífice en los tribunales penales internacionales.

    | Mayo 2021
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 7

  • PLANETA AZUL

    - Mamá ¿te acuerdas cuando llenabas nuestras noches con cuentos de peces, tortugas, patitos y héroes como Simbad, Nemo...?

    - Claro, y me lo agradecíais soñando con aguas azules, playas doradas, pescas fantasiosas, viajes marinos y sorprendentes aventuras.

    - Pues ahora es imposible hacerlo con tus nietos.

    - ¿...?

    - En cuanto comienzo algún relato, aunque les digo que tú me lo contabas, se revuelven enfadados y se niegan a escucharme.

    - ¡Qué raro, con lo buenos que son!

    - Pues, en esos momentos, soy su enemigo y me disparan dardos envenenados sobre mi pasividad ecológica como Abogado y la inacción de los Tribunales respecto de los vertidos insalubres, las toneladas de plásticos en ríos, mares y lagos y los innumerables animales marinos muertos o exangües.

    - ¡Claro, hijo! Tiempos nuevos. Ahora debes dormirles con relatos sobre Greta Thumberg, Greenpeace, la biodiversidad y planes para conservar el medio ambiente.

    | Junio 2020
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 23

  • Como el junco...

    Aquel paseo, que suavizaba el largo confinamiento del COVID19, me llevó a un bello paraje ajardinado, de flora sobria y elegantemente dispuesta: olivos y cipreses conformaban una colina artificial de césped, rodeada de un pequeño cauce de agua, simulando un ecosistema armonioso.

    El lugar, silencioso por la ausencia de fauna y la escasez de paseantes, invitaba al recogimiento y la reflexión y mis pensamientos rememoraban otras pandemias, crisis, atentados, recesiones, inundaciones, sequías, éxodos rurales...

    Las palabras VIH, Ébola, Crack financiero, Yihadismo, Gota fría y España vaciada no dejaban de tamborilear en mi cerebro buscando repuestas para proteger nuestro mundo de tantos y reiterados ataques.

    Concluí mi paseo, abandoné el Bosque de los Ausentes y soñé con un nuevo país en el que volvían a brotar la solidaridad, la justicia, la eficiencia y la magnanimidad y donde la resiliencia individual y colectiva podían con las alarmas, el pánico y el pesimismo.

    | Mayo 2020
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 22