Fernando Pascual Bravo

Microrrelatos publicados

  • PLANETA AZUL

    - Mamá ¿te acuerdas cuando llenabas nuestras noches con cuentos de peces, tortugas, patitos y héroes como Simbad, Nemo...?

    - Claro, y me lo agradecíais soñando con aguas azules, playas doradas, pescas fantasiosas, viajes marinos y sorprendentes aventuras.

    - Pues ahora es imposible hacerlo con tus nietos.

    - ¿...?

    - En cuanto comienzo algún relato, aunque les digo que tú me lo contabas, se revuelven enfadados y se niegan a escucharme.

    - ¡Qué raro, con lo buenos que son!

    - Pues, en esos momentos, soy su enemigo y me disparan dardos envenenados sobre mi pasividad ecológica como Abogado y la inacción de los Tribunales respecto de los vertidos insalubres, las toneladas de plásticos en ríos, mares y lagos y los innumerables animales marinos muertos o exangües.

    - ¡Claro, hijo! Tiempos nuevos. Ahora debes dormirles con relatos sobre Greta Thumberg, Greenpeace, la biodiversidad y planes para conservar el medio ambiente.

    | Junio 2020
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 23

  • Como el junco...

    Aquel paseo, que suavizaba el largo confinamiento del COVID19, me llevó a un bello paraje ajardinado, de flora sobria y elegantemente dispuesta: olivos y cipreses conformaban una colina artificial de césped, rodeada de un pequeño cauce de agua, simulando un ecosistema armonioso.

    El lugar, silencioso por la ausencia de fauna y la escasez de paseantes, invitaba al recogimiento y la reflexión y mis pensamientos rememoraban otras pandemias, crisis, atentados, recesiones, inundaciones, sequías, éxodos rurales...

    Las palabras VIH, Ébola, Crack financiero, Yihadismo, Gota fría y España vaciada no dejaban de tamborilear en mi cerebro buscando repuestas para proteger nuestro mundo de tantos y reiterados ataques.

    Concluí mi paseo, abandoné el Bosque de los Ausentes y soñé con un nuevo país en el que volvían a brotar la solidaridad, la justicia, la eficiencia y la magnanimidad y donde la resiliencia individual y colectiva podían con las alarmas, el pánico y el pesimismo.

    | Mayo 2020
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 22