Francisco José Méndez Pedrero

Microrrelatos publicados

  • El abogado del Gran Café

    D. Juan, un abogado atípico. No tenía placa, despacho, teléfono. No los necesitaba. Dormía en una pensión,pero su casa era el Gran Café. Ese emblemático establecimiento, de una capital de la España de los 50, era su apoyo y sustento. Tenía con él una especial alianza , con sus empleados y clientes, su auténtica familia, y su presencia permanente, contribuyó a fortalecer el buen nombre del sitio y de su persona. Dirigía una conocida tertulia diaria , siendo el letrado con más prestigio de la urbe , atendiendo a sus defendidos ,en una mesa de marmol, que tenia reservada desde hacía décadas . Destinaba la casi totalidad de sus ingresos, a la solidaridad con los más necesitados y a cooperar con la Cruz Roja. El Gran Café no cerraba nunca, sólo lo hizo el día de su funeral, después del velatorio, de cuerpo presente, que se celebró allí.

    | Agosto 2020
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 10

  • A CIEN AÑOS VISTA

    Año 2120. La paz reina en todo el planeta tierra. El delito ha desaparecido de las relaciones humanas, en todas sus formas. La causa , un eficaz invento que proporciona a las autoridades, un acceso directo a todos los cerebros de los habitantes del mundo. Un microchip implantado a todo ser racional, en el nacimiento, en su cavidad craneal, con el objeto de facilitar el control intelectual y emocional, posibilita que nadie piense o actúe de forma contraria a la legislación vigente. Todos y todas están supervisados y fiscalizados, por vía remota, mediante este sistema de seguimiento, y antes de que alguien cometa un acto contrario a derecho, dicho dispositivo , salta, lo revoca y subsana . Nadie está exento de dicha dirección y enmienda, por la gran máquina . Por ello, y ante este panorama, ya no existen los Tribunales y profesiones jurídicas, por no existir conflictos.

    | Julio 2020
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 8

  • Sinforiano, el huido

    Sinforiano era una persona culta y cabal. Abogado de profesión y maestro de vocación, republicano convencido, había ingresado en la política municipal y la docencia, con la pretensión de promover el crecimiento social e intelectual de sus semejantes. Sus nuevos empleos de alcalde y docente, le permitieron desarrollar un proyecto inclusivo de niños y niñas gitanas, en las aulas de su escuela nacional,que provocó tantos apoyos como rechazos en su localidad. Era un avanzado para su tiempo, y sus métodos didácticos de la Institución Libre de Enseñanza, resultaron muy productivos entre aquellos marginados, que abandonaron su analfabetismo crónico. Con el estallido de la guerra , tuvo que huir al monte, y hacerse guerrillero ,junto a otros compañeros de ideas e ilusiones . Sus luchas y escaramuzas por aquellos valles de la cabrera leonesa le convirtieron en leyenda viva. Fue abatido por la Guardia Civil por una delación. "In memoriam".

    | Febrero 2020
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 42

  • El bueno de D. Atilano

    En la vega del Guadalquivir, profunda Andalucía de la década de los 30, vivía el letrado D. Atilano. Su fama de representar a todo desfavorecido que llamaba a la puerta de su despacho, le había granjeado el favor del pueblo llano, y la profunda animadversión de los caciques y señoritos del lugar. Sus luchas y victorias en contra del derecho consuetudinario que otorgaba todo tipo de privilegios a los poderosos, le había puesto en el punto de mira de dichas fuerzas vivas. Con la sublevación militar del 18 de Julio de 1936, su nombre encabezó todas las listas de subversivos a eliminar, hasta que una madrugada de agosto, fue "paseado" y enterrado en la clandestinidad. Sus amigos plantaron encima de la fosa un cactus para marcar el lugar. Hoy, 80 años después, ha sido identificado por un calcetín bordado con sus iniciales. Descanse en paz.

    | Julio 2019
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 35

  • A mil años vista

    Año 3019. Un único gobierno mundial dirige la tierra,con cien mil millones de habitantes. Los avances en la medicina han sido tales , que se ha conseguido la casi inmortalidad del ser humano. Muchas personas superan ya los quinientos años de existencia. Es por ello, que , llegados a este punto, y tras un profundo análisis de la situación, las autoridades, mediante votación secreta en urna, han decidido y van a comunicar este trascendental mensaje a toda la población: " Se va a imponer un plazo de caducidad a todo ciudadano, de cien años de vida. El planeta no puede alojar a más residentes ni puede alimentarlos. Sólo los que demuestren su máxima competencia y utilidad para la sociedad, podrán adquirir la condición de inmortales. Se establecerán Tribunales de Eliminación que dirimirán quienes seguirán viviendo. Por su especial responsabilidad, los jueces y abogados de dichos órganos tendrán dicha cualidad".

    | Mayo 2019
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 1

  • Abogada, madre coraje

    Mientras plancha la camisa de su hijo mayor , la abogada, madre coraje de familia numerosa uniparental, repasa mentalmente los argumentos de la vista del pleito que su comunidad de vecinos le ha encomendado, y que tanto le preocupa, para que sus palabras en estrados, no se las lleve el viento. Es lo que tiene conciliar la vida familiar y profesional, todo se entremezcla , y , en el momento oportuno, tantos frentes abiertos, pueden echar todo al traste. No sabe como liberarse de las tareas domésticas, pero ella sola tiene que solucionarlo todo, pues su trabajo apenas les da para sobrevivir , con seis hijos pequeños a su cargo. Le es impensable contratar a una persona que le ayude en tales menesteres. Del marido, mejor no hablar, pues ni está ni se le espera, se supone que vive lejos, en su país, y ahí está bien.

    | Febrero 2019
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 2

  • La rebelión de los negros togados

    Ayer tuve una pesadilla que me dejó helado . ¡¡¡ En España había un millón de abogados !!!. Por ello, se podría sentenciar , que sobrevivir de picapleitos, era ser un héroe. Muchos mendigaban por las calles e iglesias y otros limpiaban parabrisas de coches en los semáforos. El glosario de las causas que lo habían provocado, era motivo de discusión. Para frenar esto, los colegios profesionales habían adoptado la medida cautelar de no aceptar nuevas incorporaciones , y se dedicaban, cual instituciones de caridad, a repartir comida y ropa a sus colegiados depauperados . Se producían ya revueltas de negros togados desesperados, que asaltaban violentamente Notarías y Registros de la Propiedad, en busca de las riquezas que ellos carecían. Otros muchos, emprendían en pateras, el cruce del estrecho, camino de la soñada y próspera África Subsahariana, y los de Ceuta y Melilla, pasaban a Marruecos, saltando la valla. ¿Premonición?.

    | Agosto 2018
     Participante
     Votos recibidos por la Comunidad: 2